Enfermedad de Parkinson

Enfermedad de Parkinson Tu salud

Acerca de esta patología

Acerca de la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson afecta a aproximadamente 80 000 australianos.1 Si eres uno de ellos, es probable que sepas que este trastorno neurológico del movimiento no tiene cura.

Definición y síntomas

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico del movimiento, degenerativo y progresivo, que afecta a aproximadamente 80 000 australianos. Aunque normalmente se presenta después de los 65 años, alrededor del 15 % de las personas con esta afección presenta una enfermedad de Parkinson temprana antes de llegar a los 50 años.2

A medida que la enfermedad de Parkinson progresa, se vuelve cada vez más incapacitante, lo que hace que las actividades cotidianas como bañarse o vestirse se tornen difíciles o imposibles. Muchos de los síntomas de la enfermedad de Parkinson se relacionan con el control motriz, que es la habilidad para controlar los músculos y el movimiento.

Los cuatro síntomas principales de la enfermedad de Parkinson son los siguientes:

  • Temblor (estremecimiento rítmico e involuntario de una extremidad, de la cabeza o del cuerpo entero): Es el síntoma más reconocido de la enfermedad de Parkinson y, a menudo, comienza con un temblor ocasional en un dedo que, con el tiempo, se propaga a todo el brazo. El temblor puede afectar solo una parte o un lado del cuerpo, especialmente durante las etapas tempranas de la enfermedad. No todas las personas que sufren la enfermedad de Parkinson presentan temblores.
  • Rigidez (endurecimiento o falta de flexibilidad en las extremidades o articulaciones): La rigidez muscular que se experimenta con la enfermedad de Parkinson comienza, a menudo, en las piernas y en el cuello. La rigidez afecta a la mayoría de las personas. Los músculos se tensan y se contraen, y algunas personas pueden sentir dolor o endurecimiento.
  • Bradiquinesia o aquinesia (lentitud en el movimiento o ausencia de movimiento): La bradiquinesia es uno de los síntomas clásicos de la enfermedad de Parkinson. Con el tiempo, las personas con enfermedad de Parkinson pueden presentar una postura encorvada y caminar lento, arrastrando los pies. También pueden perder, a la larga, la capacidad de comenzar a moverse y de continuar haciéndolo. Después de algunos años, pueden experimentar aquinesia o "congelamiento", y no ser capaces de moverse en absoluto.
  • Inestabilidad postural (equilibrio y coordinación debilitados): Las personas con inestabilidad postural pueden tener una posición encorvada, con la cabeza agachada y los hombros caídos. Pueden presentar una inclinación hacia atrás o hacia adelante, y pueden sufrir caídas que les causen daño. Las personas con una inclinación hacia atrás tienen una tendencia a la "retropulsión" o a mecerse hacia atrás.

Causas y factores de riesgo

La enfermedad de Parkinson tiene como causa la degeneración de una pequeña parte del cerebro llamada substantia nigra (sustancia negra). A medida que las células cerebrales en la substantia nigra mueren, el cerebro se ve privado de la sustancia química dopamina.

La dopamina permite que las células cerebrales implicadas en el control del movimiento se comuniquen, y los niveles reducidos de dopamina provocan los síntomas de la enfermedad de Parkinson. De acuerdo con la National Parkinson Foundation (Fundación Nacional de Parkinson), el 80 % de las células que producen dopamina se pierden incluso antes de que aparezcan los síntomas motrices de la enfermedad de Parkinson.3

Por lo general, con el paso del tiempo, la enfermedad de Parkinson se vuelve cada vez más incapacitante. Si sufres enfermedad de Parkinson, es posible que tengas problemas para realizar actividades cotidianas como levantarte de una silla o desplazarte por una habitación. A medida que la enfermedad avanza, algunas personas necesitan usar una silla de ruedas y otras quedan postradas.


Referencias

1

Acerca de la enfermedad de Parkinson. Disponible en: www.parkinsonsnsw.org.au. Consultado el 3 de octubre de 2008.

2

Información básica acerca de la enfermedad de Parkinson. Disponible en: www.apdaparkinson.org. Consultado el 15 de julio de 2008.

3

Parkinson Primer. Disponible en: www.parkinson.org. Consultado el 14 de julio de 2008.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.