Fibrilación auricular

Fibrilación auricular Tu salud

Acerca de esta patología

Acerca de la fibrilación auricular

La fibrilación auricular, también conocida como FA o Fiba, es un ritmo cardíaco irregular y, a menudo, muy rápido. Esto puede causar síntomas como palpitaciones cardíacas, fatiga y dificultad para respirar. Es importante tratar la fibrilación auricular porque puede causar un ictus o una insuficiencia cardíaca, e impactar negativamente en la calidad de vida. Las personas con FA son entre cinco y siete veces más propensas a formar coágulos de sangre y a sufrir un ictus, y entre dos y tres veces más propensas a desarrollar FA. Afortunadamente, se puede tratar la FA con medicación, con cardioversión (un tipo especial de descarga eléctrica), con un procedimiento de ablación con catéter o con un procedimiento de ablación quirúrgica.

Definición

La fibrilación auricular ocurre cuando las cámaras superiores del corazón, o aurículas, no se contraen con un ritmo sincronizado y, en cambio, tiemblan o fibrilan. Esto significa que laten de forma muy rápida e irregular. La sangre no se bombea de forma eficiente al resto del cuerpo, lo que puede hacer que te sientas débil o cansado, o que experimentes sensaciones incómodas en el corazón, como latidos cardíacos rápidos o irregulares.

Ver una animación sobre la fibrilación auricular

Hay distintos tipos de fibrilación auricular:

  • Paroxística (ocasional): Es la fibrilación auricular que dura entre algunos segundos y algunos días, y luego cesa por sí sola
  • Persistente: Es la fibrilación auricular que no cesa por sí sola, pero que cesa si se suministra medicación o un tipo especial de descarga eléctrica (cardioversión) para ayudar a que el corazón vuelva a su ritmo normal
  • Permanente: Es la fibrilación auricular que está presente todo el tiempo y que no puede solucionarse con medicación o cardioversión

Causas

Las causas de la fibrilación auricular son, a menudo, poco claras. En algunos casos, las causas de la fibrilación auricular son una anormalidad cardíaca congénita o un daño en la estructura cardíaca luego de un infarto o de un problema en las válvulas cardíacas. Las personas con un corazón por lo demás normal también pueden presentar fibrilación auricular.


Síntomas

Algunas personas experimentan los siguientes síntomas de fibrilación auricular:

  • Sensaciones en el corazón, a veces llamadas palpitaciones, que pueden incluir latidos cardíacos irregulares, potentes o intensos
  • La sensación de que el corazón está acelerado
  • Incomodidad o dolor pectoral
  • Desmayos, desvanecimientos o mareos
  • Fatiga, dificultad para respirar o debilidad

Otras personas no presentan síntomas y descubren que padecen fibrilación auricular cuando consultan a su médico. Incluso si no presentas síntomas, la fibrilación auricular es una enfermedad grave. Tratar la FA puede prevenir un ictus, fatiga e insuficiencia cardíaca.

Programa una cita con tu médico si presentas síntomas de fibrilación auricular. Tu médico podrá confirmar o descartar la FA.


Factores de riesgo

Para ayudar a prevenir la fibrilación auricular, se pueden controlar o modificar algunos factores de riesgo.

Factores de riesgo que pueden controlarse

  • Colesterol alto
  • Presión arterial alta
  • Cardiopatía
  • Tabaquismo
  • Sobrepeso
  • Cafeína
  • Alcoholismo
  • Falta de ejercicio
  • Algunos medicamentos
  • Apnea del sueño

Factores de riesgo que no pueden controlarse

  • Antecedentes familiares
  • Edad avanzada
  • Enfermedades cardíacas congénitas

Diagnóstico

Detectar y medir la fibrilación auricular puede ser un desafío. Tu médico puede usar una o más de las siguientes pruebas para determinar si tienes fibrilación auricular:

  • Electrocardiograma (ECG)
  • Prueba de esfuerzo
  • Dispositivos de monitorización a largo plazo

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.