marcador

Hidrocefalia Tu salud

Acerca de esta patología

Acerca de la hidrocefalia

Aproximadamente uno de cada mil bebés nace con hidrocefalia, una patología que causa una acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos del cerebro. Los síntomas pueden incluir vómitos, apatía, dolor de cabeza, cabeza agrandada e incluso convulsiones. No existe una cura, pero el tratamiento puede proporcionar alivio a largo plazo.

Definición

El término "hidrocefalia" deriva de dos palabras griegas: hydro (agua) y kephale (cabeza). A veces, todavía, se hace referencia a la hidrocefalia como "agua en el cerebro". La hidrocefalia es una patología que causa una acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en las cavidades del cerebro conocidas como "ventrículos".


Causas y tipos de hidrocefalia

En circunstancias normales, existe un equilibrio delicado entre la producción, la circulación y los niveles de absorción del líquido cefalorraquídeo en los ventrículos del cerebro.

La hidrocefalia es el resultado de un desequilibrio en la distribución del líquido cefalorraquídeo. Los tres tipos de hidrocefalia son los siguientes:

  • Hidrocefalia no comunicante (obstructiva) – Ocurre cuando se obstruye el flujo de líquido cefalorraquídeo dentro del sistema ventricular
  • Hidrocefalia comunicante (no obstructiva) – Ocurre cuando la absorción del líquido cefalorraquídeo es inadecuada
  • Hidrocefalia normotensiva (HNT) – Un incremento en la cantidad de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos del cerebro, con un aumento pequeño o nulo de presión dentro de la cabeza; se ve más a menudo en adultos mayores de 60 años

La hidrocefalia no comunicante y comunicante pueden ser congénitas (presente antes o en el momento del nacimiento) o adquiridas (desarrollada después del nacimiento debido a un trauma o a una enfermedad).


Síntomas

En niños y bebés, los huesos del cráneo todavía no están cerrados y la hidrocefalia puede ser evidente. La cabeza del niño se agranda y la fontanela (punto blando) puede tensarse o inflamarse. La piel puede parecer delgada y brillante, y las venas del cuero cabelludo pueden parecer llenas o dilatadas.

Los síntomas incluyen:

  • Vómitos
  • Alimentación deficiente
  • Apatía
  • Irritabilidad
  • Mirada constante hacia abajo
  • Convulsiones ocasionales

En niños mayores y adultos, los huesos del cráneo están cerrados y sus síntomas incluyen un aumento de presión intracraneal debido al agrandamiento ventricular por un exceso de líquido cefalorraquídeo, que causa una compresión del tejido cerebral.

Los síntomas incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Problemas visuales
  • Coordinación deficiente
  • Cambios de personalidad
  • Falta de concentración
  • Apatía

Es posible que los signos y los síntomas de un aumento de presión cambien con el tiempo, a medida que las suturas craneales (las articulaciones entre los huesos del cráneo) comiencen a cerrarse en los niños y bebés, y se cierren por completo en los niños mayores.


Diagnóstico

Existen varias pruebas que pueden ayudar a diagnosticar la hidrocefalia. 


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.