Vivir con una endoprótesis vascular

Aneurisma aórtico abdominal Tu salud

Vivir con el tratamiento

Vida diaria: Endoprótesis vascular

En la mayoría de los casos, puedes esperar volver a tu vida normal después de la endoprótesis vascular. Esto no necesariamente significa que debes volver a los viejos hábitos.

Por ser una persona con un aneurisma aórtico abdominal, es posible que tengas un riesgo más elevado de que tus arterias se tapen y de sufrir enfermedades cardíacas. Por lo tanto, cuídate y haz todo lo que puedas para adoptar un estilo de vida saludable.

Deja de fumar

El tabaquismo daña las arterias, contribuye a que las arterias se tapen y a la presión arterial alta, y puede fomentar el crecimiento de aneurismas. Si dejas de fumar, e incluso si no fumas, aléjate del humo ambiental del tabaco.

Sigue una dieta saludable

Sigue una dieta con bajo contenido de grasas saturadas y colesterol. Los niveles altos de grasas y colesterol aumentan la posibilidad de una enfermedad cardíaca causada por arterias tapadas.

Haz ejercicio diario

Sal a caminar, nada, anda en bicicleta, pero no levantes pesas. Hacer ejercicio regularmente ayuda a controlar la presión arterial y los niveles de colesterol. Empieza lentamente, y controla tus planes con tu médico para determinar cuánto ejercicio es lo indicado para ti en este momento. No levantes pesas u otros objetos pesados sin la aprobación de tu médico.

Riesgos a largo plazo

Todavía se desconocen los riesgos a largo plazo de la implantación de una endoprótesis; por lo tanto, tendrán que monitorizarte al menos una vez al año, durante toda tu vida, con dispositivos de imagen, como una tomografía computarizada (también conocida como TAC o TC). Si tu médico considera que hay un problema con el implante, tal vez necesites hacerte exámenes y pruebas por imágenes con más frecuencia.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.