Arteriopatía coronaria

Arteriopatía coronaria Tu salud

Opciones de tratamiento

Opciones de tratamiento para la arteriopatía coronaria

Puedes hacer muchas cosas para controlar una enfermedad cardiovascular. Tomar medicación. Cambiar tu dieta. Hacer ejercicio. Cuando estos cambios no son suficientes, tu médico puede recomendarte la implantación de una endoprótesis vascular o una cirugía de revascularización.

Tu médico determinará el mejor tratamiento para ti de acuerdo con los problemas subyacentes, dónde se encuentran las obstrucciones y qué tan graves son, y tus riesgos futuros.

Tratamiento farmacéutico

Cuando la arterioesclerosis se detecta en una etapa temprana, pueden recetarse medicamentos como nitratos, obstructores beta, obstructores del canal de calcio, aspirinas o fármacos contra el colesterol (estatinas). Estos medicamentos pueden retrasar el progreso de la enfermedad o aliviar los síntomas.


Cirugía de revascularización

La cirugía de revascularización coronaria es un procedimiento cardíaco común. El cirujano toma una parte de un vaso sanguíneo sano de la pierna, el pecho o el brazo. El vaso luego se conecta (injerta) a la arteria coronaria donde esta apenas pasa el lugar de la obstrucción. Esto crea una nueva vía (revascularización) para que la sangre bordee la obstrucción en la arteria y pueda llegar al corazón.

Los pacientes sometidos a una cirugía de revascularización están bajo anestesia general. Hay procedimientos quirúrgicos para una arteriopatía coronaria: cirugía con corazón latiendo y cirugía con corazón detenido.

  • Cirugía con corazón latiendo También conocida como cirugía sin circulación extracorpórea, esta cirugía se hace mientras el corazón está latiendo. Esto a menudo requiere de un equipamiento especial que permite a los cirujanos operar el corazón mientras este sigue en movimiento. La cirugía con corazón latiendo es adecuada para ciertos pacientes.
  • Cirugía con corazón detenido La mayoría de las cirugías se hacen mediante una incisión en el pecho mientras el corazón se encuentra detenido, y una máquina cardiopulmonar se encarga de hacer circular la sangre. A esto se lo conoce como cirugía con corazón detenido o cirugía de revascularización convencional.

Procedimientos mínimamente invasivos

Para algunos pacientes, la cirugía mínimamente invasiva de las arterias coronarias es una alternativa. Los tres tratamientos mínimamente invasivos para la arteriopatía coronaria son la angioplastia coronaria con balón, la implantación de una endoprótesis vascular y la cirugía cardiaca mínimamente invasiva.

  • Angioplastia coronaria con balón La angioplastia coronaria con balón, también conocida como intervención coronaria percutánea (a través de la piel), usa un pequeño balón para ensanchar el canal interno de la arteria y permitir que la sangre fluya a un ritmo normal o casi normal.
  • Implantación de una endoprótesis vascular La implantación de un dispositivo llamado endoprótesis vascular restaura el flujo sanguíneo en la arteria coronaria. Una endoprótesis vascular es un pequeño tubo expansible parecido a una malla y hecho de un metal como acero inoxidable o aleación de cobalto. Al igual que en una angioplastia, una endoprótesis vascular montada en un pequeño balón se abre dentro de la arteria para hacer retroceder la placa y restaurar el flujo sanguíneo.
  • Cirugía de CABG mínimamente invasiva El procedimiento con corazón latiendo descrito anteriormente puede realizarse a través de una incisión pequeña en una costilla en lugar de a través de una esternotomía mediana.

En algunos casos, las endoprótesis y los balones se usan juntos en un procedimiento conocido como tratamiento con balón y endoprótesis.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.