Escoliosis

Escoliosis Tu salud

Opciones de tratamiento

Opciones de tratamiento para la escoliosis

Al tratar la escoliosis, un médico tendrá en cuenta la gravedad de la curva de la persona, su edad y otros factores (por ejemplo, el estado físico). Si es necesario corregir la curva, la primera opción es, generalmente, un tratamiento no quirúrgico, como el uso de un corsé.

La escoliosis de algunas personas puede ser tan grave que requiera cirugía. Sin embargo, muchas curvas de escoliosis nunca avanzan hasta el punto en que se hace necesaria una cirugía. Tu médico podrá aconsejarte sobre qué opción de tratamiento es apropiada para tu patología.

Observación de la escoliosis

La observación puede ser una opción de tratamiento para las curvas vertebrales, para las curvas con poco riesgo de empeorar y para aquellas con un antecedente favorable una vez que se detuvo el crecimiento. Esto, por lo general, implica que un médico realice controles regulares para verificar si la curvatura ha mejorado o empeorado.


Corsé para escoliosis

Si tienes una curva en la columna de entre 25 y 40 grados, y aún estás creciendo, tu médico puede recomendarte que uses un corsé. El propósito de usar dicho corsé es evitar que la curva de tu columna empeore a medida que creces.


Cirugía de escoliosis

La cirugía puede ser una opción de tratamiento para corregir curvas mayores a 45 grados en una columna madura desde el punto de vista óseo, o curvas vertebrales que no hayan respondido al uso del corsé. Por lo general, la cirugía de escoliosis tiene dos objetivos: evitar que la curva empeore y corregir la deformidad vertebral.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.