Hernia de disco

Hernia de disco Tu salud

Vivir con el tratamiento

Vivir con un disco artificial

El reemplazo de disco artificial puede ayudarte a volver a tu nivel de actividad normal. Asegúrate de hablar con tu médico acerca de tu plan específico de recuperación, así puedes seguir el mejor camino hacia un resultado positivo.

Después de la cirugía

Consulta a tu médico el plan específico de recuperación posterior a la cirugía. Es importante que sigas sus instrucciones cuidadosamente para recuperarte de la cirugía tan pronto como sea posible y aumentar las posibilidades de éxito. Recuperarse del dolor de cuello y de la cirugía es un proceso que lleva tiempo. La recuperación dependerá de factores como el tipo de cirugía realizada y la correcta aplicación de las recomendaciones del médico.

En la mayoría de los casos, inmediatamente después de la cirugía se continuará monitorizando la función pulmonar y cardiaca. Además, es posible que se haya dejado un tubo de drenaje en la herida. Tu médico puede recetarte medicamentos para controlar el dolor y las náuseas.

Después de la cirugía, puede que tu médico te derive a un fisioterapeuta que te enseñará ejercicios para mejorar tu fuerza y aumentar tu movilidad. El objetivo de la fisioterapia es ayudarte a volver a estar activo tan pronto como sea posible, realizando movimientos del cuerpo que protejan la columna. Esto a menudo incluye ejercicios de fortalecimiento abdominal. También es posible que te enseñen diferentes maneras de pararte, sentarte o levantar objetos para evitar que tu columna se vuelva a dañar.


Vida diaria

Si bien la mayoría de los implantes vertebrales están hechos de metal, rara vez causan problemas con los detectores de metales. Sin embargo, debes verificar con tu médico la información específica de tu implante.

Habla con tu médico acerca de cómo puedes mantener un estilo de vida saludable después de una cirugía de espalda. Hacer ejercicio y llevar una dieta saludable es importante en tu recuperación.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.