Vejiga hiperactiva

Vejiga hiperactiva Tu salud

Opciones de tratamiento

Opciones de tratamiento para la vejiga hiperactiva

Existen varias opciones de tratamiento para la vejiga hiperactiva (VH), incluida la neuromodulación. Si otros tratamientos no te han hecho efecto, habla con tu médico acerca de cómo puede ayudarte la neuromodulación.

Técnicas de comportamiento

Algunas personas pueden reducir los síntomas de vejiga hiperactiva con cambios en su estilo de vida, líquidos y modificación de la dieta, reentrenamiento vesical, ejercicios de Kegel u otros tipos de fisioterapia.


Medicaciones

Tu médico puede recetarte medicamentos para ayudar a controlar los síntomas de la vejiga hiperactiva. Algunos de estos medicamentos se concentran en los músculos asociados con la función de la vejiga.


Neuromodulación

La neuromodulación es un tratamiento reversible que puede interrumpirse en cualquier momento mediante el apagado o la extracción del dispositivo. El dispositivo envía pulsos eléctricos leves a los nervios sacros.

Ubicados cerca del coxis, los nervios sacros controlan la vejiga y los músculos relacionados con la función urinaria. Si el cerebro y los nervios sacros no se comunican correctamente, los nervios no pueden indicarle a la vejiga que funcione de forma adecuada. Este problema de comunicación puede derivar en síntomas de vejiga hiperactiva. La neuromodulación trata dichos síntomas mediante la estimulación de los nervios sacros con pulsos eléctricos leves.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.