Team approach


6 CONSEJOS
PARA PADRES
SOBRE LA
ESCOLIOSIS

La escoliosis puede ser difícil de digerir. Como padre, puedes sentir emociones encontradas – enfado, tristeza, frustración– y todas ellas entendibles.

1. no sobreprotejas a tus hijos

La reacción natural de los padres es proteger a sus hijos para que no se hagan daño a sí mismos. Tu hijo es posiblemente una de las personas más fuertes que has conocido. Dependiendo de la gravedad de su escoliosis con un buen seguimiento de los profesionales sanitarios, quienes darán las pautas adecuadas de qué tipo de actividad física su cuerpo puede tolerar. Intenta no parar a tu hijo, no es un impedimento.

Una vida normal con actividad generalmente no empeora su escoliosis. Hay que huir de estar en casa ya que pueden hacer que ellos se sientan aislados y solos.

2. PUEDE QUE NO LES GUSTE LO QUE VEN EN EL ESPEJO

La lucha de estos pacientes puede no ser solo física, si no que a menudo también tratan con baja autoestima. Si ellos tienen que llevar su corsé en el colegio, en ocasiones es duro y puede ser complicar el seguimiento del plan de tratamiento. Recuerda que ocurre en una época en la que su cuerpo está cambiando y puede sobrepasarle.

Tener el apoyo familiar puede no ser suficiente, pero hará que se sienta mucho mejor y puede ayudar a comprender la importancia de seguir el tratamiento. En cualquier caso recuérdales lo bellos que son desde cualquier perspectiva. #beautifulwithscoliosis #ConlaCabezaAlta

3.tu hijo a veces puede ser menos tolerante

Anima a tu hijo a que gradualmente vaya adquiriendo responsabilidad en tomar decisiones sobre su salud y tratamiento.

Es importante ser un apoyo y mantener un diálogo, incluso si están enfadados con su condición o con las opciones de tratamiento, ya que su comportamiento generalmente está basado en el miedo. 

4. la escoliosis no le define

Tu hijo puede no querer hablar de su escoliosis. Eso puede ser frustrante cuando la gente se lo sigue recordando y le pregunta constantemente como se siente. Mantén una comunicación abierta, pero no hagas que la escoliosis sea el centro de ésta

5. anímales a ser activos

A menos que el doctor le haya prohibido realizar alguna actividad física, anímale a que haga deporte. No solo va a fortalecer sus músculos de la espalda, si no que va a estar a gusto consigo mismos y va a ganar autoestima.

6. intenta estar bien informado

Hay mucho contenido y ayuda online. Aprovecha páginas webs como SAUK y SRS, que contestarán tus preguntas y desacreditarán muchos conceptos erróneos sobre la escoliosis. No ignores formar parte de grupos, para hijos y padres estar en contacto con niños/adolescentes que sufran los mismos síntomas es un apoyo crucial.