Esto reproducirá un vídeo - Image of a patient and a doctor in the doctor's office.

¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS PARA LAS VARICES?

Hay varios tratamientos disponibles para las varices. En un principio, el médico generalmente recomendará ejercicio, poner los pies en alto y usar medias de compresión. Cuando aun así las varices siguen siendo un problema, se pueden considerar las siguientes opciones:

ABLACIÓN ENDOTÉRMICA

Normalmente, este es uno de los primeros tratamientos que se proponen. El procedimiento consiste en utilizar energía de ondas de radio de alta frecuencia o láseres para sellar la vena dañada. De esta forma, se redirige la sangre hacia las venas sanas. Se puede aplicar un anestésico local en la zona de tratamiento o bien administrar anestesia general al paciente. Después del tratamiento con radiofrecuencia, es necesario llevar medias de compresión durante al menos una semana.

ESCLEROTERAPIA CON ESPUMA GUIADA CON ECOGRAFÍA

Esta opción normalmente se propone cuando la ablación endotérmica no es adecuada para el paciente. Puede no ser adecuada para los pacientes que hayan tenido una trombosis venosa profunda. Mientras se realiza una ecografía para guiar el procedimiento, se inyecta una espuma especial en la vena para sellarla. El procedimiento suele realizarse con anestesia local. Es necesario llevar medias de compresión o vendajes durante una semana.

Leer más sobre el procedimiento de escleroterapia con espuma.

OCLUSIÓN CON ADHESIVO DE CIANOACRILATO

Consiste en inyectar un tipo especial de adhesivo en la vena para sellarla. El procedimiento se realiza con anestesia local. Un catéter introductor se guía mediante ecografía para administrar el pegamento. Las personas a las que se les practica este método de tratamiento tienen menos probabilidades de necesitar medias de compresión después del procedimiento.

CIRUGÍA

Antes de que los tratamientos descritos anteriormente estuvieran disponibles, la forma tradicional de tratar las varices era mediante un procedimiento llamado varicectomía con ligadura. En la actualidad todavía se usa, e implica extraer la vena, normalmente con anestesia general. Se realizan dos incisiones y se pasa un cable por la vena para extraerla. Esto puede provocar dolor, hematomas, sangrado y posibles daños en el nervio. En algunos casos, incluso puede causar una trombosis venosa profunda (un coágulo de sangre en una vena). La recuperación de la varicectomía con ligadura puede llevar hasta tres semanas. Los pacientes suelen tener que utilizar medias de compresión hasta una semana después.

 

Fuentes

3

Proebstle TM, Alm BJ, Göckeritz O, et al. Five-year results from the prospective European multicentre cohort study on radiofrequency segmental thermal ablation for incompetent great saphenous veins. Br J Surg. February 2015;102(3):212-218. 

NO IGNORE LOS SÍNTOMAS DE LA INSUFICIENCIA VENOSA CRÓNICA (IVC) DURANTE LA PANDEMIA DE LA COVID-19

SI TIENE SÍNTOMAS, CONSULTE A SU MÉDICO PARA QUE EVALÚE SU CASO DE IVC.

CUANTO ANTES COMIENCE EL TRATAMIENTO, MEJORES SERÁN LOS RESULTADOS

En un estudio reciente se ha demostrado que los pacientes que recibieron tratamiento temprano de sellado venoso junto con medias de compresión para tratar las úlceras venosas en las piernas experimentaron:
 
  • Un tiempo de curación significativamente más corto;
  • Una disminución del tiempo sin úlceras.