¿QUÉ ES EL ESÓFAGO DE BARRETT?

El esófago de Barrett es una enfermedad precancerosa que afecta al revestimiento del esófago.

ESÓFAGO DE BARRETT

El esófago de Barrett es una enfermedad precancerosa que afecta al revestimiento del esófago. Ocurre cuando los ácidos y enzimas del estómago retroceden al esófago. Con el tiempo, la lesión crónica del ácido que regresa causa que las células del esófago cambien. Es común que un paciente con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) no tratada desarrolle esófago de Barrett.1 Las estimaciones sugieren que más del 95% de los pacientes con esófago de Barrett también tienen ERGE.2

El esófago de Barrett es el principal factor de riesgo para el cáncer de esófago y puede aumentar 50 veces más el riesgo de una persona.3-6

Infografía que muestra el riesgo de sufrir cáncer de esófago en los pacientes con esófago de Barrett.

EVALÚA TU RIESGO

Herramienta de evaluación del riesgo (.pdf)
Completa la herramienta de evaluación de riesgos para identificar tu nivel de riesgo de esófago de Barrett y de cáncer de esófago. Comparte los resultados con tu médico durante tu próxima cita.

SÍNTOMAS DEL ESÓFAGO DE BARRETT

Las personas con esófago de Barrett pueden no tener síntomas.7 Sin embargo, la acidez crónica, la dificultad para tragar, las náuseas, el dolor de pecho y otros síntomas de ERGE pueden indicar la necesidad de realizarse más pruebas.

Además de sufrir de acidez crónica, otros factores que pueden poner en riesgo de sufrir esófago de Barrett incluyen:8

  • Obesidad
  • Etnicidad caucásica
  • Antecedentes familiares
  • Género masculino

Para saber con seguridad si tienes esófago de Barrett, consulta con un gastroenterólogo (GI). El esófago de Barrett no puede diagnosticarse únicamente por síntomas. El diagnóstico de esófago de Barrett depende de una endoscopía superior.

Sentado en la cocina, hombre tose mientras está al lado de su esposa.

EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD Y COMPLICACIONES

El esófago de Barrett puede evolucionar a estados más serios, potencialmente dando como resultado adenocarcinoma de esófago, un tipo de cáncer de esófago.4,5,9

 

Hay tres etapas del esófago de Barrett, que van desde metaplasia intestinal sin displasia hasta displasia de alto grado. La displasia significa la presencia del crecimiento anormal de células dentro del tejido del cuerpo. La presencia de displasia no se considera cáncer pero puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer, de manera que las pautas médicas recomiendan tratamiento.10,11

 

  • Metaplasia intestinal sin displasia: El esófago de Barrett está presente pero no hay cambios precancerosos visibles en las células del revestimiento del esófago.
  • Displasia de bajo grado: las células muestran signos prematuros de cambios precancerosos que podrían derivar en cáncer de esófago.
  • Displasia de alto grado:  las células del esófago muestran un alto grado de cambios precancerosos, que se cree que son el paso final antes del cáncer de esófago.

 

Estadios del esófago de Barrett

  1. Esófago normal y sano
  2. Esófago dañado por exposición continua al ácido
  3. Tejido del esófago de Barrett
  4. Esófago de Barrett displásico
  5. Adenocarcinoma de esófago
Ilustración de los varios estadios del daño en el esófago causados por la ERGE, el esófago de Barrett y el cáncer de esófago.

ADENOCARCINOMA DE ESOFÁGICO

El cáncer ocurre cuando las células anormales en el esófago de Barrett empiezan a crecer rápida y descontroladamente e invaden las capas más profundas del esófago. Este tipo de cáncer esofágico se llama adenocarcinoma esofágico (EAC) y puede expandirse más allá del esófago.

El cáncer esofágico suele afectar a personas de entre 60 y 80 años de edad. Junto con el cáncer gástrico, la neoplasia esofágica representa en Europa en torno al 6 % de todos los cánceres en hombres y el 3% de todos los cánceres en mujeres.12,13 La incidencia y la mortalidad del cáncer varían según la geografía y el género.12

La buena noticia es que hay un tratamiento dispoible. La ablación por radiofrecuencia ha mostrado erradicar el esófago de Barrett y reducir significativamente el riesgo de progresión a displasia de alto grado y adenocarcinoma esofágico.7,14,15

Referenced path does not exist

1

Dymedex Market Development Consulting, Strategic Market Assessment, Barrx, 30 de octubre de 2014. Referencias 1, 3-5, 7-13, 15, 16, 20-23, 25, 27-29, 40-44, 46, 48-50, 54-59, 62-66, 68-75, 78, 79, 81, 82, 87-89, y 97 de la lista de citas completa, acceso en http://www.medtronic.com/giclaims

2

Spechler SJ. Barrett’s esophagus. N Engl J Med. 2002;346(11):836-42.

3

SEER Cancer Statistics Factsheets: Esophageal Cancer. National Cancer Institute. Bethesda, MD, http://seer.cancer.gov/statfacts/html/esoph.html.

4

De Jonge PJ, van Blankenstein M, Looman CW, Casparie MK, Meijer GA, Kuipers EJ. Risk of malignant progression in patients with Barrett’s oesophagus: a Dutch nationwide cohort study. Gut. 2010;59:1030-6.

5

Hvid-Jensen F, Pedersen L, Drewes AM, Sorensen HT, Funch-Jensen P. Incidence of adenocarcinoma among patients with Barrett’s esophagus. N Engl J Med. 2011;365:1375-83.

6

Wani S, Falk G, Hall M, Gaddam S, Wang A, Gupta N, et al. Patients with nondysplastic Barrett’s esophagus have low risks for developing dysplasia or esophageal adenocarcinoma. Clin Gastroenterol Hepatol. 2011;9(3):220-7.

7

Shaheen NJ, Richter JE. Barrett’s oesophagus. Lancet. 2009;373(9666):850-61.

8

Spechler SJ, Souza RF. Barrett’s esophagus. NEJM. 2014;371:836-45.

9

Pohl H, Welch HG. The role of over diagnosis and reclassification in the marked increase of esophageal adenocarcinoma incidence. J Natl Cancer Inst. 2005;97:142-6.

10

Shaheen NJ, Falk GW, Iyer PG, Gerson LB. ACG Clinical Guideline: Diagnosis and Management of Barrett’s Esophagus. The American Journal Of Gastroenterology. 2016;111(1):30-50. doi:10.1038/ajg.2015.322.

11

Wani S, Qumseya B, Sultan S, et al. Endoscopic eradication therapy for patients with Barrett’s esophagus-associated dysplasia and intramucosal cancer. Gastrointestinal Endoscopy. 2018;87(4):907-931.

12

Roberts SE, Samuel DG, Williams JG, et al. Survey of Digestive Health across Europe. Part one: The burden of gastrointestinal diseases and the organisation and delivery of gastroenterology services across Europe. Report for United European Gastroenterology. Au4

13

Anderson P, Dalziel K, Davies E et al. Survey of Digestive Health across Europe. Part two: The economic impact and burden of gastrointestinal diseases across Europe. Report for United European Gastroenterology. August 2014.

14

Phoa KN, van Vilsteren FG, Weusten BL, Bisschops R, Schoon EJ, Ragunath K, et al. Radiofrequency ablation vs endoscopic surveillance for patients with Barrett esophagus and low-grade dysplasia: a randomized clinical trial. JAMA. 2014;311(12)1209-17. doi:10.1001/jama.2014.2511.

15

Wolf WA, Pasricha S, Cotton C, Li N, Triadafilopoulos G, Raman Muthusamy V, et al.  Incidence of Esophageal Adenocarcinoma and Causes of Mortality After Radiofrequency Ablation of Barrett’s Esophagus. Gastroenterology. 2015;149(7):1752-1761.

16

Sant M, et al. EUROCARE-4. Survival of cancer patients diagnosed in 1995-1999. Results and commentary. 2009 Apr;45(6):931-91. doi: 10.1016/j.ejca.2008.11.018. Epub 2009 Jan 24.

17

Ferlay J, et al. Cancer incidence and mortality patterns in Europe: estimates for 40 countries in 2012. Eur J Cancer. 2013 Apr;49(6):1374-403. doi: 10.1016/j.ejca.2012.12.027.