Harvard Business Review

CÓMO ENTENDER CORRECTAMENTE LOS PAGOS COMBINADOS

por Derek Haas, Robert S. Kaplan, Dereesa Reid, Jonathan Warsh y Michael E. West

Ver artículo completo (PDF)

RESUMEN DEL ARTÍCULO

”Los pagos combinados representan una oportunidad significativa para armonizar el sistema de salud en torno a la calidad y la rentabilidad“.

Estos pagos combinados (pagos únicos que cubren toda la atención para un trastorno médico o tratamiento del paciente durante un período específico) están implementándose cada vez más para incentivar los mejores resultados de pacientes con menos recursos. A la fecha, los pagos combinados se han utilizado de forma voluntaria en Estados Unidos. Entre los ejemplos se cuentan la iniciativa Pagos Combinados para la Mejora de la Atención (Bundled Payments for Care Improvement, BPCI) para pacientes de Medicare, los convenios entre aseguradoras comerciales y proveedores y cada vez con más frecuencia, en contratos negociados directamente entre grandes empleadores, como Boeing, Lowes y Wal-Mart, y proveedores líderes para trastornos médicos complejos.

En la misma línea del programa BPCI, los Centros para Servicios Medicare y Medicaid (CMS) anunciaron en julio de 2015 una propuesta llamada programa Comprehensive Care for Joint Replacements (CCJR) para obligar al uso de pagos combinados en reemplazos de rodilla y cadera en 75 áreas metropolitanas a partir de 2016. En el marco de las normas propuestas, los hospitales serían responsables en términos financieros no solo por el coste de la cirugía y la hospitalacización, sino también de los pagos al médico que practica la cirugía y todos los costes médicos derivados de los 90 días posteriores al alta hospitalaria.