Infecciones del oído

Infecciones del oído Tu salud

Opciones de tratamiento

Opciones de tratamiento para las infecciones del oído

Si las infecciones del oído son crónicas, es posible que el problema sea la estructura física de los oídos, nariz y garganta del niño. En estos casos, el médico puede recomendar uno de dos procedimientos: la inserción de tubos de ventilación de oído o extirpación de las adenoides (una masa de tejido en la parte superior de la garganta, detrás de la nariz).

La mayoría de las infecciones del oído se curan solas después de algunos días. Es por ello que los expertos recomiendan a los médicos esperar entre dos y tres días antes de recetar antibióticos para ciertos casos de infección del oído aguda.1

Según la patología de tu niño, tu médico puede recomendar un tratamiento médico o quirúrgico. Las infecciones del oído son la causa más común de pérdida auditiva en los niños, lo que puede interferir con el aprendizaje y el desarrollo del lenguaje. En algunos casos, la pérdida auditiva puede ser permanente.

Tratamientos médicos

Si la infección es bacteriana, tu médico puede recetarte antibióticos. Si la infección es vírica, los antibióticos no harán efecto. 

Es posible que tu médico recete medicación para el dolor.


Tratamientos quirúrgicos

Si la infección del oído sigue volviendo o dura mucho tiempo, tu médico puede sugerir una cirugía.

Los tratamientos quirúrgicos incluyen la inserción de un tubo de ventilación de oído (tubo de ventilación) dentro del tímpano para permitir el drenaje de líquido, o la extirpación de las adenoides hinchadas o inflamadas (adenoidectomía), donde las bacterias pueden crecer y obstruir el drenaje natural hacia la garganta.


Referencias

1

Diagnosis and management of acute otitis media. American Academy of Pediatrics Subcommittee on Management of Acute Otitis Media. Pediatrics 2004;113(5):1451-65.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.