Arteriopatía coronaria

Arteriopatía coronaria Tu salud

Acerca de esta patología

Acerca de la arteriopatía coronaria

Una arteria coronaria obstruida puede producir un ataque cardiaco. Tanto para hombres como para mujeres, la arteriopatía coronaria es una de las causas principales de muerte en España.

Definición

La arteriopatía coronaria es una enfermedad cardiaca que causa un suministro inadecuado de sangre al corazón: una patología potencialmente grave. La arteriopatía coronaria también se conoce como cardiopatía coronaria.


Causa

La arteriopatía coronaria es causada por una acumulación de depósitos grasos y cerosos en el interior de las arterias. Estos depósitos están compuestos de colesterol, calcio y otras sustancias de la sangre. Esta acumulación se denomina "placa aterosclerótica" o simplemente "placa". Los depósitos de placas pueden bloquear las arterias coronarias y volverlas rígidas e irregulares. Esto se denomina "endurecimiento de las arterias".

Puede haber una obstrucción o varias, y pueden variar en gravedad y ubicación. Estos depósitos estrechan lentamente las arterias coronarias y hacen que el corazón reciba menos sangre y oxígeno. Esta disminución en el flujo sanguíneo puede causar dolor en el pecho (angina), dificultad para respirar u otros síntomas. Una obstrucción total puede causar un ataque cardiaco.


Síntomas

Debido a que la arteriopatía coronaria (arterias bloqueadas) puede desarrollarse a lo largo de muchos años, los síntomas a menudo no se sienten hasta que las obstrucciones son graves y suponen una amenaza para la vida. Es posible que notes los primeros síntomas cuando el corazón esté trabajando más de lo normal, como al hacer ejercicio. Sin embargo, estos síntomas también pueden producirse cuando estás descansando o no estás realizando ninguna actividad.

Los síntomas de la arteriopatía coronaria difieren de una persona a la otra, pero los síntomas típicos incluyen los siguientes:

  • Incomodidad o dolor pectoral (angina)
  • Dificultad respiratoria
  • Fatiga extrema al hacer esfuerzo
  • Hinchazón en los pies
  • Dolor en el hombro o el brazo
  • Las mujeres pueden sentir un dolor atípico en el pecho. El dolor puede ser fugaz o agudo, y notarse en el abdomen, la espalda, o el brazo.

Las mujeres son un tanto más propensas que los hombres a experimentar otras señales de advertencia de un ataque cardíaco, como náuseas y dolor de espalda o de mandíbula. A veces, un ataque cardíaco se produce sin síntomas o signos aparentes.

Habla con tu médico si piensas que tienes síntomas de arteriopatía coronaria. Si piensas que podrías estar teniendo un ataque cardiaco, busca asistencia médica de inmediato.


Factores de riesgo

A medida que una persona envejece, las arterias se endurecen. Sin embargo, algunos factores de riesgo pueden acelerar el proceso:

  • Edad (mayor de 45 para los hombres y mayor de 55 para las mujeres)
  • Antecedentes familiares de cardiopatía
  • Tabaquismo
  • Presión arterial alta
  • Colesterol "malo" (LDL) alto y colesterol "bueno" (HDL) bajo
  • Algunas enfermedades, como la diabetes
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Falta de ejercicio
  • Algunos tipos de radioterapia para el corazón
  • Estrés

Los hombres tienen un riesgo más alto de arteriopatía coronaria que las mujeres. El riesgo de la mujer aumenta después de la menopausia. 


Diagnóstico

Si tu médico sospecha que tienes arteriopatía coronaria, puede derivarte a un cardiólogo que se especialice en problemas cardiacos, arterias y venas.

Al hacer un diagnóstico, el médico te preguntará acerca de tus síntomas, antecedentes médicos y factores de riesgo. De acuerdo con esta información, es posible que tu médico te recete análisis para ver qué tan saludables están tus arterias. Los análisis más comunes incluyen los siguientes:

  • Electrocardiograma (ECG o EKG)
  • Ecocardiograma (ECO)
  • Prueba de esfuerzo
  • Exploración nuclear del corazón/prueba de esfuerzo nuclear
  • Tomografía computarizada por haz de electrones
  • Angiografía de resonancia magnética
  • Angiografía
  • Ultrasonido intravascular
  • Radiografía
  • Análisis de sangre
  • Angiografía por tomografía computarizada

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.