Hidrocefalia

Hidrocefalia Tu salud

Opciones de tratamiento

Opciones de tratamiento para la hidrocefalia

El tratamiento estándar para la hidrocefalia es implantar una derivación. La derivación drena y redirige el líquido cefalorraquídeo excedente desde los ventrículos del cerebro hacia otra parte del cuerpo.

Derivaciones

Hoy en día, el tratamiento estándar para la hidrocefalia es la implantación quirúrgica de una derivación. Una derivación redirige el líquido cefalorraquídeo hacia otra parte del cuerpo. Esta técnica permite que los ventrículos agrandados del cerebro vuelvan a su tamaño normal, para poder aliviar los síntomas de la hidrocefalia.

Las derivaciones se hacen de silicona y plástico. Todos los componentes de la derivación se colocan debajo de la piel. No queda ninguna parte fuera del cuerpo.


Ventriculostomía endoscópica del tercer ventrículo

Una ventriculostomía endoscópica del tercer ventrículo es un procedimiento quirúrgico que se concentra en aliviar la acumulación de presión de líquido cefalorraquídeo en el tercer ventrículo del cerebro. El procedimiento se realiza mediante una “desviación del líquido cefalorraquídeo intracraneal”. Con un endoscopio, se realiza una pequeña perforación en la pared del tercer ventrículo, lo que permite que el exceso de líquido cefalorraquídeo se drene hacia uno de los espacios de líquido cefalorraquídeo normales del cuerpo.

Este tratamiento no es adecuado para todos los pacientes. Comunícate con tu médico para analizar si este tratamiento es adecuado para tu patología.


La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.