Descripción general

El sangrado uterino anormal (SUA) es el cuarto síntoma más común que lleva a una mujer a buscar asistencia ginecológica. Desde el punto de vista sanitario, también se asocia a altos costes directos e indirectos. Los síntomas de la SUA frecuentemente coexisten con los fibromas. Sin embargo, la relación entre ellos no se entiende totalmente. En muchas mujeres, los fibromas pueden ser un "testigo inocente" no específico en las causas subyacentes de un síntoma de hemorragia menstrual.1

En algunas circunstancias, la SUA puede incluso enmascarar una afección uterina (pre)cancerosa y, por lo tanto, siempre justifica una evaluación detallada.2

¿Cuáles son los síntomas de la SUA?

Las siguientes definiciones describen los patrones menstruales asociados a la SUA:

  • Oligomenorrea: Duración del ciclo superior a 35 días
  • Polimerorrea: Duración del ciclo inferior a 21 días
  • Menorragia: Hemorragia menstrual más abundante
  • Metrorragia: Episodios irregulares de hemorragia que ocurren fuera de la menstruación
  • Menometrorragia: Mayor duración del flujo a intervalos impredecibles
  • Hemorragia posmenopáusica: Hemorragia que ocurre más de 12 meses después del último ciclo menstrual
  • HUD (hemorragia uterina disfuncional): Hemorragia irregular o errática no asociada a patología intrauterina3

Si tienes alguno de estos síntomas, no dejes que condicionen tu calidad de vida. Tranquilízate y busca un momento para consultar a tu médico o especialista sanitario.

¿Qué sucede a continuación?

Es posible que se le pida que se someta a varias pruebas para determinar la causa definitiva de estos síntomas, que pueden estar relacionados con diversas afecciones ginecológicas.

Estas pruebas incluyen:

  • Un perfil hormonal (para medir los niveles de varias hormonas y saber si las glándulas endocrinas funcionan correctamente).
  • Una endoscopia intrauterina denominada histeroscopia (el médico observa el interior del útero con un histeroscopio, que es un tubo estrecho con un telescopio en el extremo)
  • Una ecografía o una resonancia magnética del útero y los ovarios
  • La dilatación y curetaje (D&C) es un procedimiento en el que se dilata el cuello uterino y se utiliza un instrumento especial para extraer tejido del interior del útero. 

¿Cómo se trata la SUA?

El tratamiento es individual para cada mujer y puede variar desde el control hormonal, como la prescripción de anticonceptivos orales, hasta la cirugía. Para cada paciente, el tratamiento debe tener como objetivo restaurar o mejorar su calidad de vida.2

El tratamiento quirúrgico pueden considerarse a veces como una opción dependiendo de la gravedad de los síntomas, la falta de respuesta a otro tratamiento médico y el estado clínico de la mujer. El tratamiento puede ser conservador (histeroresectoscopia) o radical (histerectomía).4

  • 1. Clark TJ, Middleton LJ, Cooper NAM, et al. A randomised controlled trial of Outpatient versus inpatient Polyp Treatment (OPT) for abnormal uterine bleeding. Health Technology Assessment, No. 19.61. NIHR Journals Library; 2015 Jul.

  • 2. L Whitaker et. Al. Abnormal uterine bleeding, Best Practice & Research Clinical Obstetrics & Gynaecology Volume 34, July 2016, Pages 54-65

  • 3. L.Bradley Abnormal Uterine Bleeding. https://www.sciencedirect.com/science?_ob=PdfExcerptURL&_imagekey=3-s2.0-B9780323032476100140-main.pdf&_piikey=B9780323032476100140&_cdi=278453&_orig=article&_zone=centerpane&_fmt=abst&_eid=3-s2.0-B9780323032476100140&_user=3730613&md5=c3305c3735583a5a8a244a3c7a88d83f&ie=/excerpt.pdf

  • 4. The American College of Obstetricians and Gynecologists, Women’s Healthcare Physicians, April 2013, Committee on Gynecologic Practice, Management of Acute Abnormal Uterine Bleeding in Nonpregnant Reproductive-Aged Women